Un día de playa: ¿Por qué cansa tanto?

Por Montse De Toro | Lifestyle | 03/07/17
Un día de playa: ¿Por qué cansa tanto?

¿Nunca te has preguntado por qué nos cansa tanto un día entero en la playa? A todas nos pasa que aunque vayamos a la playa a estar tiradas horas y horas en la toalla y bañándonos, llegamos a casa como si lleváramos el día entero haciendo ejercicio. ¿Quieres saber el motivo? 

Por qué agota un día de playa. 

Aunque el plan perfecto que tenemos en mente es pasar el día en la playa tomando el sol y después salir de noche con el color bronceado que hemos obtenido durante el día, esos planes rara vez se llevan a cabo. Y es que después de todo el día al sol, cuando llegamos a casa y nos damos una ducha, lo que menos nos apetece es arreglarnos y salir de fiesta. ¡No aprendemos! 

El sol es el culpable de este cansancio

Puede que pensemos que el motivo principal sea que el estar tan relajada en tus días de vacaciones nos lleve a ser vagas y no tener ganas de hacer ningún tipo de esfuerzo. Pero la realidad del cansancio que tenemos después de 12 horas en la playa es la exposición al sol, ya que es el principal culpable de la deshidratación del cuerpo, la causa principal del cansancio.  

Las exposiciones al sol hacen que sudemos, lo que hace que el cuerpo pierda mucha agua. Aunque no lo notemos, es una forma de deshidratarse muy común.  A veces, el sol provoca que nos baje la tensión por lo que nos sentimos muy cansadas e incluso a veces mareadas.  Y no sólo eso sino que cuando estamos tantas horas expuestas al sol, aumenta la posibilidad de quemarnos y esto a su vez hace que el cansancio aumente, además de llegar a casa con dolor y malestar. 

Cómo podemos evitar el cansancio que produce la playa

El mejor consejo que se puede dar a una persona que suele sufrir este cansancio cuando va a la playa es evitar las horas en las que el sol tiene más fuerza. A partir de las doce de la mañana y hasta las cinco de la tarde el sol tiene una intensidad mayor que el resto del día, por lo que en esas horas protégete más de lo normal. Evita tomar el sol, si estás en la playa, no esta de más si en estos ratos descansas de la exposición al sol y además de usar un sombrero de paja, llevar una sombrilla para poder resguardarte del sol y no sólo evitas deshidratarte sino que además no te quemarás. 

Además, te recomendamos bañarte muy a menudo, así conseguirás que tu organismo se estabilice un poco y te canses menos.  Y por supuesto, estar lo más hidratada posible; bebe mucha agua y come mucha fruta rica en agua, como sandía o melón que además te refrescarán en tu día playero. 

¡Coge tu bolso de playa a esas horas peligrosas y ve al chiringuito a tomar un mojito fresquito! :D 

¿Queremos pasar todo el verano agotadas y perdernos miles de planes? ¡Tomad nota chicas! =)  

Love,MontseMontse De Toro
¿Te gusto?

¡Comparte este blog con tus amigos!

DEJA TU COMENTARIO